Agentes de la Guardia Civil de Marchena detienen a un matrimonio, moradores de una vivienda propiedad de una entidad bancaria, como autores de un delito contra la salud pública tras incautar dos plantaciones de marihuana en el interior de la misma. La grupo de investigación de la Guardia Civil de Marchena comienza la investigación a mediados del pasado mes de marzo, cuando los agentes tienen conocimiento de que unos individuos de las localidad de Lantejuela pudieran tener una plantación de cannabis, en su modalidad indoor, en el interior de una vivienda.

El grupo de investigación de Marchena, apoyado por otras unidades de la Guardia Civil, procedió a efectuar registro domiciliario, encontrando en su interior una plantación de las que son llamadas "indoor" y otra en el exterior de la misma, sumando un total de 169 plantas de cannabis, así como sistemas de climatización, filtrado y extracción de aire, todo ello mediante una conexión ilegal a la red eléctrica.

La Guardia Civil procedió a la detención de un matrimonio, moradores de la vivienda, como responsables de las dos plantaciones, por un supuesto delito contra la salud pública y otro delito por defraudación de fluido eléctrico. Tras el pase de los detenidos a disposición de la autoridad judicial, se ha decretado prisión provisional de uno de ellos, quedando la mujer en libertar por tener un menor a su cargo.

El domicilio objeto de investigación es propiedad de una entidad bancaria, y los moradores del mismo, un matrimonio de la localidad con dos hijos, uno de ellos menores de edad, los cuales toman medidas de seguridad para que parezca que nadie vive allí, dejando permanentemente cerradas las puertas y ventanas de la vivienda para no levantar sospechas. De igual manera, el inmueble se sitúa en una calle con poco tránsito, donde todos los vecinos se conocen haciendo complicada la investigación por parte de la Guardia Civil.

A mediados del pasado mes de abril, la Guardia Civil pudo corroborar con el apoyo de operarios de Endesa, que efectivamente en la vivienda investigada existía una conexión ilegal al tendido eléctrico, con consumos elevadísimos de luz, siento este hecho anormal en una vivienda habitada. Este indicio así como el olor a marihuana que emanaba del interior del mismo, hace sospechar a los agentes de la posibilidad de que hubiese plantación de cannabis en el interior.