No ha sido detectado ningún positivo en el cribado masivo hecho esta tarde en Fuentes. El dato lo ha hecho público esta misma noche el ayuntamiento, que indica que han acudido a hacerse la prueba 252 de los 391 citados por la Junta.

El cribado se ha desarrollado de forma fluida desde las 15 horas, únicamente con pequeñas colas en algunos momentos. La toma de muestras para los análisis de antígenos para determinar la extensión del virus en la población de Fuentes concluyó cuando aún no eran las 18 horas, minutos antes de lo previsto. Los convocados eran los 391 que recibieron un mensaje SMS entre el sábado y el domingo. Al ser voluntaria la asistencia, no se esperaba gran afluencia, por lo que el dato del 64 por ciento es considerado como alto. La toma de muestra mediante un bastoncillo con torunda de algodón fue rápida y apenas molesta.

El cribado ha sido realizado en un equipo móvil de la consejería de Salud y Familia desplazado desde Sevilla, auxiliado por Protección Civil. Los vecinos y vecinas de Fuentes entraban de uno en uno por la parte trasera y salían por la delantera en cuestión de dos minutos. De ahí que no haya habido cola.

Soledad Jiménez, que trabaja en el hospital Virgen Macarena, ha sido una de las citadas. Dijo que ella está vacunada con las dos dosis, pero que considera importante participar. Añadió que el repunte de casos que vive Fuentes es debido a que "la gente es menos responsable de lo que debiera". Yolanda Galán también pasó por la unidad móvil, si bien estaba segura de dar negativo porque hace diez días le hicieron una PCR, con resultado negativo, por un ingreso hospitalario que tuvo por una causa ajena a la covid.

Alfonso Moreno vino desde Huelva para someterse a la prueba. Hay que colaborar, dijo, y ratificó las palabras de Soledad Jiménez. Añadió que "a la gente le gusta la juerga, por eso estamos como estamos". Por eso y porque "la policía local no tiene autoridad para intervenir en las aglomeraciones, la gente se cachondea".

José Oviedo se sometió a la prueba aunque no había sido citado, sino su hija. Pero como ella no podía acudir, se ofreció él a sustituirla y le dijeron que sí. Él estuvo confinado la semana pasada por un caso en la familia, aunque no le hicieron ninguna prueba. Tampoco ha tenido síntomas. Ahora ha salido de dudas porque dio negativo.

Los resultados de estas pruebas ponen de manifiesto que la enfermedad no va más allá de los casos que van saliendo en los informes oficiales. Los cribados vienen a funcionar de forma parecida a las encuestas. Se elige una muestra representativa de una población determinada, se la somete a un cuestionario (aquí, se le toma una muestra de secreción nasal) y el resultado se extrapola al conjunto de la población. Se trata de una búsqueda activa de posibles positivos.