La Guardia Civil, en el marco de la operación NAVELESCO, ha desarticulado un grupo criminal dedicado al robo y hurto de cítricos en explotaciones agrícolas. Los componentes del grupo tenían su residencia en Sevilla capital, operando en diversas localidades de las comarcas de la Vega del Guadalquivir. La operación comenzó a principios del mes de septiembre del pasado año, coincidiendo con el inicio de la campaña de cítricos, cuando se detectaron una serie de robos cometidos en explotaciones agrícolas en las localidades sevillanas de Alcalá del Río, La Rinconada y Burguillos.

Agentes del equipo Roca de la Guardia Civil de La Rinconada, especialistas en la investigación de este tipo de delitos, en el marco del plan de lucha contra el robo en explotaciones agrícolas, averiguaron que la autoría de todos ellos se correspondía con un solo grupo de personas y que eran vecinos de los barrios de Pino Montano y Los Pajaritos de Sevilla, comprobándose que contaban con múltiples antecedentes por delitos de robos y hurtos de cítricos, siendo el total aproximado de lo sustraído alrededor de 11.000 kilos durante la campaña cítrica, de los cuales, 4.200 kilos pudieron ser recuperados en diferentes actuaciones, llegando a sumar 50 denuncias por no respetar durante el estado de alarma, el cierre perimetral de diferentes localidades así como el toque de queda.