Después de los mayores de 80 años y de los profesionales considerados esenciales o de riesgo, el turno llegará para los que tengan entre 70 y 79 años. Es lo que ha decidido la comisión de Salud Pública. A este grupo se sumarán los mayores de 60 años que tengan patologías de riesgo que pudieran agravar las consecuencias del coronavirus. Tanto en uno como en otro grupo se utilizarán las vacunas de Pfizer y Moderna.

Como es sabido, en este momento se está vacunando a los mayores de 80 años, una vez concluida la inmunización de las personas ingresadas en residencia de mayores, así como a sus trabajadores y personal sanitario. A continuación se vacunará a maestros, trabajadores de atención domiciliaria, empleados de farmacia, bomberos, policías, militares... Será después cuando le toque el turno a los que tengan de 70 a 79 años. Y a continuación, llegará el momento de los que tengan de 60 a 69 años y los mayores de 50 que sufran patologías de riesgo.

Las sociedades médicas han elaborado una lista con las principales patologías de riesgo: enfermedades cardiovasculares, con antecedentes de enfermedad cerebrovascular, diabetes no controlada, obesidad grado III, síndrome de Down, insuficiencia renal o esclerosis múltiple.

Por otro lado, el sistema elegido para la vacunación de los mayores de 80 años ha provocado protestas de muchas personas por el hecho de tener que desplazarlos a una localidad vecina. En el caso de Fuentes, a La Luisiana. Este sistema es el mismo que se aplica en toda Andalucía. La razón es que no hay en cada pueblo equipos de enfermería disponibles ni entrenados para aplicar estas vacunas.

La zona básica de salud a la que pertenece Fuentes (junto con La Luisiana, El Campillo y Cañada Rosal) sólo tiene un equipo de enfermería. Podría haberse optado por vacunar primero un pueblo, luego otro y otro, pero eso habría generado mayores protestas porque sería aún más lento. De esta forma, los que pueden desplazarse (unos 700 en Fuentes) son vacunados más pronto y los que no (unos 200), recibirán la vacuna en sus domicilios una vez terminada la inmunización de los que acuden a La Luisiana.