Esta mañana ha empezado, en el salón de usos múltiples de La Luisiana, la tanda de vacunaciones de más de 900 personas mayores de 80 años que viven en Fuentes. Ayer empezaron a llamarlos por teléfono y hoy está previsto administrar la primera dosis de la vacuna de Pfizer a un total de 108 de vecinos y vecinas de Cañada Rosal, El Campillo, La Luisiana y Fuentes. Las vacunas se prolongarán en sesiones de mañana y tarde hasta cubrir a todos los mayores de 80 años que tengan posibilidad de desplazarse a La Luisiana. Los que tengan problemas de movilidad, unos 200 en Fuentes, serán vacunados en sus casas, una vez concluida la tanta de los que pasen por La Luisiana.

Con el inicio hoy de la nueva fase de vacunaciones, sigue la extensión de las vacunas a la población de mayor riesgo. Las citas de hoy se han hecho por orden de edad, primero los más viejos. Uno de los fontaniegos que ha sido vacunado esta mañana es Lorenzo Benitez, de 91 años. Otra es Ángeles Rubio, de 85 años. Son los que aparecen en las fotos. Después de recibir la primera dosis deben pasar a una sala donde tienen que esperar quince minutos por si sufrieran algún tipo de reacción adversa.

El plan de vacunaciones seguirá de esta forma hasta completar a los mayores de 80 años, después de lo cual se procederá a vacunar a los profesionales de mayor riesgo, tales como fuerzas de seguridad, bomberos, trabajadores de ayuda a domicilio, profesorado, empleados de farmacias. El ritmo de estas vacunas lo marcará la disponibilidad de vacunas. La previsión para los mayores de 80 años es que cada mañana lleguen 108 dosis desde el hospital de Osuna.

El otro grupo de vacunación que comienza a recibir esta semana la primera dosis es el formado por los trabajadores de ayuda a domicilio, incluidos dentro del grupo 4 junto a los grandes dependientes. Se les pondrá vacuna AstraZeneca si tienen menos de 55 años. Si son mayores de 55 años o sufren graves patologías se les suministrará la de Pfizer.