Con ganar uno de los cuatro partidos que restan de la temporada, el Fuentes de voleibol tiene asegurada matemáticamente la permanencia en la primera división. Está prácticamente hecho, aunque los nervios han aflorado por momentos a lo largo del partido de esta tarde en el pabellón de la Estación. El equipo de Fuentes se ha impuesto al valenciano con claridad en los dos primeros sets. En el primero por 25-13 y en el segundo por 25-22. Hasta que han aparecido los nervios en la tercera parte y las fontaniegas han acabado cediendo un 20-25 inexplicable cuando llevaban toda la ventaja. El cuarto set ha resultado todo lo ajustado que puede serlo el voleibol, 25-23, si bien la bola ha caído del lado del Fuentes.

Partido más interesante por lo que representa en el camino hacia el objetivo de la permanencia que por el desarrollo del juego en sí. Tal vez lo más destacable del encuentro sean esos nervios casi inexplicables dada la posición del equipo en la clasificación y la reacción de las jugadoras a partir de los cambios introducidos por el entrenador, en el cuarto set, para corregir los efectos del exceso de presión. Porque la presión no viene tanto por asegurar la permanencia, casi segura, como por hacerlo cuanto antes. La razón de la urgencia es que cuatro de las ocho titulares han sido convocadas para el campeonato de Andalucía de selecciones provinciales y eso dejará al equipo tocado en los últimos encuentros.

Con una victoria le basta a Fuentes. La semana que viene no tiene a un rival fácil, el Collado Villalba en su casa, aunque el Fuentes le ha ganado los tres partidos que han disputado. Una victoria sería éxito asegurado para la permanencia porque el Fuentes se pondría con 19 puntos y eso difícilmente puede tener vuelta atrás. Mejor lo va a tener el Fuentes el domingo siguiente, 6 de marzo, de piñata, frente al colista Albacete y en cancha propia. Dos razones para celebrarlo en casa, permanencia segura y domingo grande de carnaval. El entrenador del Fuentes, Moisés del Hoyo, cree que habrá celebración, da igual la fecha. "No podemos echar las campanas al vuelo, aunque la permanencia está prácticamente hecha", afirma. La celebración segura será el 19 de marzo, último partido de la competición, en Fuentes contra el Murcia, día que habrá un acto importante.